¿Contaminan más los coches eléctricos?

Mucha gente tiene la duda de cuánto contaminan realmente los coches eléctricos a lo largo de su vida útil. Se trata de una pregunta necesaria, y que debemos hacernos, ya que este es el punto fundamental que da sentido a su existencia. En este post esperamos dar respuesta a esta pregunta.

Según un informe de la Agencia europea del Medio Ambiente.«Los coches eléctricos emiten menos gases contaminantes que los coches diésel y gasolina». Dicho esto, vamos a hacer un resumen de cual es el origen y los puntos clave en cuanto a la emisión de gases de efecto invernadero tanto por parte un coche eléctrico como de un gasolina o un diésel.

Ni siquiera los vehículos eléctricos puros suponen una emisión 0 de gases de efecto invernadero. Según los expertos, la clave está en el origen de la energía utilizada a la hora de recargar los vehículos. Dicha energía podrá ser de origen renovable o no, y dicho origen será la que determine la cantidad de emisiones finales que realiza un vehículo eléctrico a lo largo de su vida útil. Hay diversos estudios referentes a este tema con resultados diversos.

Un informe sueco realizado por el IVL afirma que la emisión de CO2 por cada Kwh de batería ronda los 150-200 Kg. Esto supone que por ejemplo un coche como el model S de Tesla haya emitido unas 20 toneladas de CO2 antes de pisar la carretera. Dichas emisiones se producen sobre todo en la producción de sus baterías y sus celdas. La energía consumida proviene del uso de la electricidad para su producción, por lo que, tal y como decíamos antes, dicha cantidad dependerá fundamentalmente de si la energía que abastece la fábrica tiene un origen renovable o no.

En cuanto a si estos coches son menos contaminantes que los tradicionales, hay un estudio de la UE que dice. «Actualmente los coches eléctricos son entre un 17% y un 30% menos contaminantes que los de combustión». Esta afirmación sumada al hecho de que hay unas previsiones de decrecimiento del consumo y del uso del carbón, hace que para 2050 se estime que este porcentaje haya aumentado hasta el 73%.

Según otro estudio de la Union concerned scientist (Grupo creado desde el MIT) en el proceso de producción el vehículo eléctrico emite unas 6 toneladas más de gases de efecto invernadero. Sin embargo, cuando tenemos en cuenta toda la vida útil y considerando una alimentación del vehículo eléctrico con un mix renovable-no renovable, las emisiones finales son alrededor de un 53% menos que las producidas por un coche de gasolina de características similares. Esto es un ahorro de unas 54 toneladas de CO2 que se dejan de emitir a la atmósfera.

En cuanto a España en particular, estamos en una situación de ventaja en este tema. Esto es debido a que nuestro país tiene un mix energético con cerca de un 45% de producción de energías limpias a partir de renovables. Un dato relevante es el siguiente. En España los coches que se cargan por la noche tienen tasas de emisión de 13 g de CO2 por Km frente a los mas de 100 de los nuevos motores de combustión.

Teniendo en cuenta que según el IPCC, que es el grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático,un 24% de las emisiones de CO2 está ligada al transporte, es necesario un cambio en nuestros hábitos de movilidad para cambiar esta tendencia. El vehículo eléctrico parece una de las herramientas fundamentales para poder cambiar nuestro modelo de consumo energético y conseguir un planeta más habitable para las generaciones futuras.

Puedes consultar la huella de carbono de tu coche en:

http://coches.idae.es/base-datos/marca-y-modelo