Vehículos eléctricos Vs Vehículos de hidrógeno.

No hay duda de que la movilidad en las ciudades irá cambiando en los próximos años. Los vehículos de combustión interna irán cediendo terreno a favor de nuevas tecnologías. La tecnología que finalmente se imponga dependerá de los avances tecnológicos que se produzcan, y de la capacidad de las marcas para vender los coches con dicha tecnología. Aunque parece que actualmente los vehículos eléctricos han tomado actualmente la delantera, según los expertos, los vehículos de hidrógeno tendrán una importante cuota de mercado en un futuro. Con respecto a este tema hay 3 corrientes principales de opinión.

Predicción uno: El futuro es eléctrico.

El CEO de Ionity Michael Hajesch, que es una empresa con 400 estaciones de carga a lo largo de toda Europa, y todas alimentadas con energias renovables. Según el, el futuro es claramente eléctrico, y basado en los coches con baterias electricas. Asegura que podemos verlo echando un vistazo al enorme desarrollo que se ha producido en este campo en los últimos diez años. Este desarrollo se traduce en que ya podemos ver 200 modelos de vehículos eléctricos en el mercado europeo. Asegura además que se trata de una realidad de futuro a corto plazo y que se consolidará entre 2025-2030.

Predicción dos: El futuro es un mix.

El secretario general de Hydrogen Europe, que representa a la industria europea, y que cuenta con más de 200 miembros, nos dice que el no piensa que el futuro será exclusivamente de vehículos movidos por hidrógeno, sino que será un mix. El piensa que un error que se ha venido cometiendo es el enfrentar ambas tecnologías. Según él, cada una de las tecnologías tiene sus puntos fuertes que deben tener su protagonismo según el vehículo o el uso que se quiera dar a dicho vehículo. Por ejemplo, no tiene sentido un vehículo de hidrógeno cuando este está destinado a hacer trayectos cortos, así como tampoco lo tiene un camión con baterías eléctricas.

Predicción tres: Los coches eléctricos alimentados con energías renovables son el futuro.

El CEO de Fastned, Michel Langezaal, está convencido de que el futuro debe ser eléctrico. Su convicción viene sobre todo del hecho de que el planeta necesita esta tecnología debido al cambio climático. Según el, la tecnología de los coches con baterias eléctricas está ya bastante desarrollada y sin embargo la relativa a la pila de combustible de hidrógeno no lo está tanto. La tecnología de la pila de combustible supone un mayor grado de complicación que el de las baterias eléctricas.

Parece que hay bastante consenso en que el coche eléctrico jugará un papel fundamental en la movilidad en el futuro. Lo que nos queda por saber es si efectivamente esta será la única tecnología o irá acompañada por otras. Lo que si parece seguro, es que sea cual sea el mix energético final, todas las tecnologías existentes tendrán que ser lo menos agresivas posibles con el medio ambiente.